¿Cuánto profundizas?

Es un siglo de vidas agitadas, avalanchas de información y redes sociales electrónicas. La competencia por captar nuestra atención no se detiene. Nos paseamos entre “tweets”, “emoticones”, divertidos “memes” y vídeos en Instagram® o TicToc®. Con tanto contenido ¿Estamos mega entretenidos? ¿Abrumados? o ¿Anestesiados? Meditar y pensar con profundidad parece que se extinguió para muchos.Sigue leyendo «¿Cuánto profundizas?»