UN AMOR QUE NO SE AGOTA

Perseverar en la FE requiere entender el regalo de la GRACIA DE DIOS

Serie: Fe 1ro, Fe 2do, Fe 3ro

¡SIEMPRE TEN FE!

Una de las grandezas espirituales que más me maravilla es: La Gracia de Dios.

Para perseverar en la FE hay que entender la GRACIA que Dios tiene para con nosotros.

La gracia de Dios es un regalo tan grande que eleva al ser humano racional a lo sobrenatural, haciéndolo hijo de Dios y participante de vivir la vida con Él cada día en esta tierra.

La gracia de Dios es un recordatorio permanente a nuestro corazón de que fuimos salvados sin merecerlo. Podemos entender esa gracia contemplando la transacción espiritual de Cristo en la Cruz. No hay otro ser que haya pagado el precio de semejante forma y que se haya levantado de los muertos para demostrar la realidad de la VIDA ETERNA.

La gracia de Dios desata un profundo poder que nos ayuda a rechazar los deseos mundanos y los actos impuros.
El significado bíblico de gracia está asignado al concepto de favor o bondad, mayormente cuando no ha sido merecida o ganada, especialmente para nosotros los pecadores.

En el acto de bondad o favor no buscado o no merecido, hay humildad por parte de quien recibe y un favor realmente gratuito por parte del dador. Ahí se da una transacción por gracia.

En ocasiones como seres humanos no somos para nada humildes. A veces no queremos reconocer o recibir la gracia de Dios. En otras, pensamos equivocamente que primero tenemos que estar limpios de pecado para entonces recibir la gracia de Dios. Por tanto, en ambos casos, estamos atados por el «yo».

Si estamos en ese estado del «yoismo» sea consciente o inconscientemente, es como decirle a Dios que nos bastamos solos o que hay áreas en donde no queremos involucrarlo en nuestros pensamientos, acciones y decisiones. Cuando estamos ensimismados es bien cuesta arriba poder entender o ver la gracia de Dios.

La gracia de Dios es el instrumento dónde viene envuelto el regalo de la salvación. Es como una fuente de amor y bondad inagotable, ya que es un don de Dios. Dice Juan 1:14 que Dios se hizo humano en su hijo Jesucristo quien estaba lleno de «gracia y verdad».

En resumen, la Gracia de Dios es una influencia divina de AMOR INAGOTABLE que nos sostiene en la FE. Abrirnos a esa Gracia de Dios permite que perseveremos amando a Cristo siguiendo sus consejos y mandatos, aún cuando las circunstancias sean hostiles.

Por esa Gracia de Dios, venceremos paso a paso en el camino hacia el cumplimiento de la promesa final que nos revelará toda la realidad eterna.

Nuestra salvación es por esa GRACIA [Romanos 3:24] y no nos pide nada a cambio para ser salvos. Cuando aceptamos y nos rendimos a ese dulce amor inagotable de Dios, de nuestro propio corazón nacerá un agradecimiento bien profundo.

Ese profundo agradecimiento nos alimenta un deseo constante de agradarle a Dios. Entonces, siguiendo sus consejos llenos de gracia y sus mandatos llenos de verdad, lo difícil del camino no necesariamente es una carga.

En muchas ocasiones se nos hace muy difícil corresponderle a Dios ese amor inagotable. Entonces, es ahí dónde entra en acción una verdadera relación con Dios: Orar y meditar en Su Palabra releva nuestra carga y Él la toma para que podamos seguir. Aunque fuéramos torpes, no nos perderemos, por esa misma GRACIA.

Te invito a que actives esa Memoria de Gracia y comprobarás que el amor de Dios no se agota.

Allí habrá un camino empedrado, que será llamado «Camino de Santidad». No pasará por allí nada impuro, porque Dios mismo estará con ellos. Si alguien pasa por este camino, no se extraviará, por más torpe que sea.

– Isaías 35:8 Reina Valera Contemporánea

PREGUNTA:
¿Y si de todas maneras pecamos? ¿Continúa ese amor inagotable de la gracia de Dios?

RESPUESTA:
Vamos a profundizar en ese asunto para la próxima publicación de esta serie SIEMPRE TEN FE.

Publicado por C.Z. Maldonado

Lectora empedernida y escritora por descubrimiento. Feliz esposa y madre. Educadora en temas que inciden sobre la vida, la familia y las libertades fundamentales. Conferenciante, estudiosa y comunicadora para varias plataformas en temas contemporáneos de fe, ética y política.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: